Clínica Dental Sonrisa Monalisa

Categorías
Higiene bucodental

Historia, curiosidades y dudas sobre el hilo dental

El complemento de higiene oral por excelencia se merece el protagonismo que ha ido ganando con el tiempo. ¡Te explicamos por qué!

¿Quién no ha utilizado en algún momento hilo dental? Ya sea por curiosidad o porque de verdad lo empleas en tus rutinas de higiene oral, sin duda es uno de los complementos más conocidos y beneficiosos. Por eso, no es de extrañar que su uso se implementase hace ya 200 años. Como expertos en higiene oral en Granada, queremos contarte algunos secretos y curiosidades sobre el hilo dental, además de resolver las dudas más frecuentes en torno a él. ¡Vamos a ello!

Historia del hilo dental

En 1815, en Nueva Orleans, un dentista comenzó a recomendar a sus pacientes usar un hilo de seda fino para limpiarse los pequeños espacios entre los dientes. Esto marcó el inicio de su uso, pero la idea alcanzó su mayor popularidad en 1882, cuando la empresa Codman and Shurtledd, con sede en Massachusetts, comenzó a comercializar un hilo dental de seda sin cera. Poco a poco, marcas como Johnson & Johnson siguieron sus mismos pasos, hasta convertir a este producto en uno de los complementos de higiene oral más vendidos a nivel mundial. ¡Cuánto les debemos!

Frecuencia de uso de la seda dental

Ahora que ya conoces los orígenes del hilo dental, queremos ayudarte a entender un poco más este utensilio. ¿Alguna vez te has preguntado si debes utilizarlo después de cada cepillado? Si tienes la oportunidad, ¡por supuesto! La función de este complemento es ayudarte a eliminar los restos de alimentos que se quedan almacenados en los espacios interdentales, por lo que no tiene ningún efecto adverso, siempre y cuando lo utilices adecuadamente. No obstante, si en algún momento no lo tienes a mano, recuerda utilizarlo, al menos, una vez al día, preferiblemente tras el cepillado nocturno.

Es importante que lo pases con cuidado y suavidad por todos los espacios entre tus dientes, acercándote todo lo posible a la encía, pero sin forzar el tejido blando.

Uso del hilo dental durante la infancia

Como parte de una buena rutina de higiene oral, es importante saber utilizar adecuadamente cada utensilio. En Sonrisa Monalisa, recomendamos el uso de la seda a partir de los 3 años de edad, pero siempre bajo las instrucciones de nuestros dentistas y solo si el peque no se lo toma como un juego, ya que podría ser perjudicial para sus dientes y encías.

Por lo general, los primeros años puede necesitar ayuda con su uso, pero una vez aprenda, seguro que le acompañará toda la vida.

¿Seda dental con sabor o sin sabor?

¡Depende totalmente de ti! La eficacia es la misma tanto si el hilo es saborizado como si no, por lo que la única diferencia se encuentra en tu gusto personal. Si prefieres aprovechar las ventajas de la seda mentolada y así refrescar ligeramente tu aliento, es una gran decisión. Y, si optas por el modelo original, tu sonrisa también estará en perfectas condiciones.

Si tienes alguna duda sobre este utensilio repleto de ventajas o sobre cualquier otro complemento, nuestros expertos en higiene oral en Granada te la resolverán. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos encantados.